21 de noviembre 2011 Día Mundial de la Televisión
Finales de Noviembre

El 17 de diciembre de 1996, la Asamblea General  de Naciones Unidas proclamó Día Mundial de la Televisión el 21 de noviembre, en conmemoración de la fecha en que se celebró en 1996 el primer Foro Mundial de Televisión en las Naciones Unidas. Se invitó a los Estados Miembros a  observar el Día alentando intercambios mundiales de programas de televisión referentes a cuestiones de la paz, la seguridad, el desarrollo económico y social y la profundización de los intercambios culturales. Es indudable que la televisión es el medio de comunicación que más fuerza tiene actualmente en el mundo entero. Quizás las nuevas tecnologías como Internet le hagan sombra en el futuro, pero, si como dicen algunas encuestas, los españoles dedicamos a la televisión una media de tres horas y media diarias, nos pasamos gran parte de nuestra vida frente a este aparato. Pero lo más importante es su capacidad de influencia en la opinión pública, en la manera de ver el mundo que nos rodea; su capacidad de mostrarnos en directo lo que ocurre en otro lado del mundo o de ocultarnos lo que ocurre muy cerca de nosotros; sus posibilidades de divertirnos, informarnos o embaucarnos.

ACTIVIDADES PARA ESTA CAMPAÑA
Jon Sistiaga + información
Su experiencia como reportero de guerra y periodista
Baltasar Magro + información
Televisión: ¿Cómo interpretar sus mensajes y evitar la seducción?
En la charla se ofrece un análisis pormenorizado sobre la realidad actual de las propuestas de los medios audiovisuales. Se explica su evolución desde la prehistoria de este sistema en España cuando sólo existía una cadena de televisión y por qué a las empresas les interesa captar el mayor número de consumidores, más que buscar personas o ciudadanos, adaptando sus mensajes con esa intención que ha contaminado, incluso, la oferta informativa en toda su extensión. Sobre este particular se detallan los elementos que han creado el llamado infoestpectáculo y su aplicación diaria. Después de reflexionar sobre la misión formativa del medio y si contiene esa cualidad, llamamos la atención sobre la inexistencia de un feedback o interacción que posibilite la transformación del medio por la dejadez de los propios telespectadores que soportan, emocionados, la contaminación de los mensajes audiovisuales.Finalmente, se profundiza sobre la peculiaridad española: un país donde la capacidad de seducir a los telespectadores es mayor debido a su escasa alfabetización cuando surgió este medio de comunicación. Se acompaña esta reflexión con los estudios que demuestran el bajísimo nivel de cultura escrita en nuestro país lo que permite que la televisión sea el medio por excelencia para informarse y concediéndole el beneplácito para hacer lo que crea más conveniente, aunque no sea lo que necesita la audiencia para evolucionar en la adecuada dirección cultural y formativa.
Espido Freire + información
Desde la irrupción del televisor en los hogares españoles, su programación ha corrido paralela a la sociedad española: sin embargo, en los últimos años, la publicidad parece anticiparse, reflejar y crear las necesidades personales mejor que cualquier experto en sociología, psicología o actualidad. Hábiles, brillantes, entretenidos, los anuncios han pasado de simples ofertas de productos a crear frases recurrentes, personajes propios, o simplemente, a recordar un pasado en el que todo resultaba más sencillo y homogéneo. Por otro lado, las series de televisión han creado modas, ensalzado formas de vida, recuperado historia perdida y convertidos en familiares a actores de varias generaciones. Las vemos todos los días, una y otra vez, pero ¿sabemos qué nos están contando realmente? ¿Es cierto que Sensación de vivir incitaba a las adolescentes al suicidio, o que Dallas consiguió en pocos capítulos lo que Alcohólicos Anónimos no pudo en varios años? ¿Fue Twin Peaks la mejor serie de televisión de todos los tiempos, o por el contrario, la aventaja Los Simpsons? ¿Qué supuso Manuel Luque, con su inolvidable "Busque, compare..." para la emergente economía de los 80? ¿Qué fue del hombre de la Tónica Schweppes, el calvo de la Lotería, o la joven de Farala? ¿Qué historias nos narra la televisión actual, y sobre todo, qué historias sería conveniente que no nos contara?
Lorenzo Díaz + información
La televisión en España
“Odio a la televisión tanto como a los cacahuetes, pero no consigo dejar de comer cacahuetes”, decía Orson Welles, y esa máxima podrían hacerla suya muchos telespectadores españoles. Casi treinta millones contemplan los productos que genera este electrodoméstico que lleva ocupando el centro del hogar  desde los años sesenta. ¿Es tan abyecta le televisión que se hace en nuestro país? En la década de los setenta, la televisión era la morada  de los dioses: de las estrellas de Hollywood, de los escritores de renombre, de la gente con glamour. Ahora por el contrario, es el territorio de la ordinary people ,de la gente vulgar que te abruma con sus historias sórdidas y repetitivas. Pese a la etapa abyeta de la televisión con la llegada de las privadas este medio ha servido para hacernos mas europeos y mas modernos.
Almudena Ariza + información
"De los ecos de sociedad a la prensa rosa" "Diario de una reportera en zonas de conflicto"
José Javier Esparza + información
¿Tiene arreglo la televisión?
Hace sólo quince años se decía que la televisión elevaría el nivel de nuestra vida: tendríamos más información, mejor participación ciudadana en la vida pública, mayores oportunidades de formación cultural, ofertas de ocio con más calidad... Hoy el paisaje es este otro: una programación televisiva atiborrada de programas-escándalo, de cotilleo y "famoseo", de ruidosos 'reality-shows'. ¿Esto era inevitable? ¿La televisión tiene que ser así? ¿Este proceso es sólo español o se da en otros países? ¿Tiene arreglo la televisión?
Mavi Doñate + información
“Reporteros de Acción Inmediata” “¿La tecnología digital en la televisión hace mejores periodistas, o por el contrario facilita acceder a la profesión a personas que no se han formado para ser periodistas?”
Curra Luengo + información
“¿Hay hueco para una TV limpia y sostenible?”